Principios y mejores prácticas de URLs para SEO

¿Qué es una URL?

Una URL, abreviatura de localizador uniforme de recursos (por su denominación en inglés), es el texto legible por humanos que especifica la ubicación de un recurso (generalmente una página web) en internet. La URL también designa cómo recuperar esa página, también conocida como "protocolo".

Una URL se compone de tres partes:

  1. Protocolo: HTTP, HTTPS, FTP, etc. El protocolo define el método en el que el navegador y el servidor se comunicarán para recuperar una página. El protocolo establece las reglas con respecto a la sintaxis, el manejo de errores, la seguridad y más.

  2. Dominio: Un identificador que representa la dirección IP de un sitio web. El Sistema de nombres de dominio establece las reglas para asignar un dominio a una dirección IP. Los navegadores usan una búsqueda de DNS para encontrar la dirección IP de un dominio que ingresa en su navegador.

  3. Dominio de nivel superior: Generalmente acortado a TLD, el dominio de nivel superior se define mejor como la categorización de los sitios web. Por ejemplo, .gov para sitios web gubernamentales, .edu para sitios educativos y .com para sitios de propósito general.

Algunas URL contienen una cuarta parte: un subdominio.

Un subdominio es, simplemente, un dominio dentro de un dominio. Técnicamente hablando, todos los dominios son subdominios del TLD. Entonces, con en.ejemplo.com, "en" es un subdominio de "ejemplo", que a su vez es un subdominio del TLD ".com ".

Con las URL que usan www delante del dominio, técnicamente están usando el subdominio www.

Cuando vas más allá de la página de inicio de un sitio web, las URL se alargan un poco.

Todo lo que ocurre después del TLD de la URL y antes de un signo de interrogación o numeral (si lo hay) denota la carpeta y subcarpeta en la que vive la página. En esta URL:

https://www.ejemplo.com/categoria/subcategoria/pagina

La página "página" está disponible en la subcarpeta "subcategoría" de la carpeta "categoría".

Algunas (muchas) URL contienen texto después de la página. A veces tendrán una extensión de archivo, como .html o .pdf.

Sabemos que la extensión de archivo no afecta el posicionamiento porque Matt Cutts lo dijo en 2009.

Las URL también pueden contener lo que se llama parámetros de URL, parámetros de consulta o cadenas de consulta.

Un parámetro de URL es cualquier cosa que aparece después de un signo de interrogación en una URL.

En esta URL, https://www.ejemplo.com/camisas/camisetas?color=rojo&tamano=medium, los parámetros de la URL son color=rojo y tamano=medium.

Como probablemente puedas adivinar, esta URL es para una página que contiene una lista de productos (camisetas) que se han filtrado por color y tamaño.

Los parámetros de URL a menudo se usan para servir contenido dinámico, como listas filtradas y ordenadas, para fines de seguimiento (a menudo conocidos como UTM, generalmente asociados con Google Analytics) o para paginación (?Page=1,?Page=2, etc.)

También verás URLs cuyo numeral (el carácter #) es seguido de un texto al final de la URL: https://www.ejemplo.com/page#section1.

Un numeral apunta a un fragmento (también conocido como "recurso subordinado") en la página.

Los numerales de URL son los que te permiten vincular a diferentes secciones de una página, como en una tabla de contenido. Wikipedia los usa todo el tiempo.

¿Cómo afecta la URL al SEO?

Tus URL y su estructura de URL pueden tener un impacto en el SEO de tu sitio. Pueden tener un impacto directo (hay señales de clasificación asociadas con la URL), así como un impacto indirecto a través de la experiencia del usuario y las señales de comportamiento del usuario.

1. HTTPS

La estructura de URL tiene un impacto en el posicionamiento en la forma de HTTPS. Google ha utilizado HTTPS para dar a los sitios un aumento en su posicionamiento desde 2014, y ahora está marcando páginas que no usan HTTPS como "inseguras" en su navegador Chrome.

En su estudio de 2017 de los factores de posicionamiento, Searchmetrics halló que el 37% de los 20 resultados principales son URL HTTPS, mientras que las páginas HTTPS representan el 45% de los 10 mejores resultados.

Estudios más recientes han puesto el número en más del 70% para el top 10.

Sin embargo, a pesar de la importancia bien establecida de HTTPS para las clasificaciones, ¡solo el 29% de los sitios revisados ​​por WooRank son seguros!

WooRank Index data showing HTTPS websites

2. Relevancia de las palabras clave

El poder de las palabras clave utilizadas en las URL como factor de posicionamiento ha disminuido durante los últimos años. A medida que Google mejora y mejora la interpretación del contenido de la página, se basa cada vez menos en su URL para decir de qué se trata una página.

De hecho, un estudio de Searchmetrics de hace unos años descubrió que el uso de palabras clave en las URL y en el dominio en realidad tiene una correlación negativa con el rango de una página en los resultados de búsqueda.

Searchmetrics study showing negative correlation between keyword domain and ranking

Imagen cortesía de Searchmetrics.

Igual debes usar palabras clave para asegurarte de que las URL de tus páginas sean descriptivas y precisas, pero esto es más para la experiencia de usuario (que veremos en un momento).

Como siempre en SEO, la forma en que usas las palabras clave en las URL tendrá un impacto en la eficacia con la que ayudan a posicionar una página. Piénsalo desde la perspectiva del usuario: ¿ayudará a un humano a comprender de qué se trata la página?

Si la respuesta es sí, vas por el buen camino. Si la respuesta es no, o incluso tal vez, reconsidera tus URL.

Vale la pena señalar aquí que los que se conocen como "dominios de coincidencia exacta" (EMD) han perdido posiciones significativas desde la actualización de EMD de Google en 2012. Es mejor que dominios como palabraclave-palabraclave-palabraclave.com opalabraclave.palabraclave.com sean evitados.

También vale la pena señalar aquí que la forma en que separas las palabras en la estructura de URL es importante para el SEO. Tienes dos opciones: guiones y guiones bajos. Si bien puede que no haya una diferencia para los humanos, sí importa para Google.

Google comprende mejor las URL que usan guiones, ya que realmente no reconocen los guiones bajos (aunque esto parece estar cambiando). Por lo tanto, es mejor separar las palabras en sus URL con guiones.

Dicho esto, si ya estás usando guiones bajos, cambiar a guiones probablemente no te ayudará demasiado.

3. Comportamiento del usuario

Usar URLs claras, descriptivas y simples es muy útil para los humanos. Les permite leer rápida y fácilmente una URL y saber qué esperar de la página. Estas URL simples y fáciles de leer se conocen como "URL limpias".

Las URL limpias pueden ayudar a que tu listado en SERPs parezca más accesible para los usuarios.

Cuando una persona ve una URL que coincide con su consulta o indica que la página responderá a su pregunta o la ayudará a resolver su problema, es más probable que haga clic en ella.

Para optimizar tus URL para fomentar la participación del usuario, imagina que Google no mostrará el título de tu página en los resultados de búsqueda. Si ese fuera el caso, ¿podría una persona predecir el contenido de una página en función del resultado?

4. Enlaces y redes sociales

Si bien muchas personas usan el texto de anclaje al vincular, algunas personas simplemente copiarán y pegarán una URL. En estas situaciones, la URL se convierte en el texto de anclaje. Si usas URL limpias, guiones en lugar de guiones bajos y palabras clave, ese enlace te dará un poco más de impulso que algo como
https://www.ejemplo.com/categoria/12345.

Las URLs limpias también pueden ayudar a que los enlaces sean más accesibles en plataformas sociales como Facebook o Twitter.

Si tuvieras que elegir entre esta publicación de Facebook...

Generic URL shared on Facebook

...o esta...

Descriptive URL shared on Facebook

... ¿en qué sería más probable que hagas clic?

Consideraciones de SEO para URL dinámicas frente a URL estáticas

Las URL dinámicas son URL creadas por el CMS o el servidor de tu sitio cuando el navegador de un usuario solicita un determinado contenido. Estos tipos de URL son relativamente comunes en sitios web basados ​​en bases de datos como sitios de compras donde las plataformas de comercio electrónico pueden generar algo como https://www.ejemplo.com/cat/?pid=5308.

Si bien las URL dinámicas técnicamente no son un problema (Google ha podido rastrearlas e indexarlas correctamente desde al menos 2008), dejarlas sin marcar puede causar problemas relacionados con páginas duplicadas y delgadas.

También causan el problema destacado anteriormente cuando se trata de vincular a la página o compartirla en las redes sociales.

La forma de solucionar el problema de la URL dinámica es utilizar un motor de reescritura para cambiar la apariencia de las URL dinámicas a URL mejores, optimizadas para SEO y fáciles de usar.

Conclusión

Si bien hemos discutido la disminución de la influencia de las URL en el posicionamiento de un sitio web, eso no significa que tengan ninguna influencia en las clasificaciones. Generar URLs optimizadas ayudará a que sea más fácil para los motores de búsqueda y las personas encontrar y comprender su contenido.

Además, hemos visto que URLs más cortas, y optimizadas para SEO también se correlacionan con un mayor tráfico directo.

Guías recientes