Cómo reclamar enlaces para SEO

La reclamación de enlaces es el proceso de encontrar, arreglar o reemplazar enlaces rotos que apuntan a tu sitio web, o reemplazar enlaces que no están pasando valor de forma eficiente. Pueden ser enlaces en tu propio sitio a páginas internas o enlaces externos otras personas están usando en sus sitios.

En SEO, al hablar acerca de enlaces, muchos de nosotros nos enfocamos en construir enlaces nuevos. Sin embargo, si bien construir nuevos enlaces es muy valioso, mantener tu perfil de enlaces para no perder el link juice que tu sitio tiene actualmente también es muy importante. Al encontrar y arreglar enlaces rotos a través de la reclamación de enlaces puedes mantener la calidad y el poder del SEO de tus backlinks.

¿Por qué importa la reclamación de enlaces?

Como mencionamos antes, la reclamación de enlaces asegurará que tu sitio web no esté perdiendo link juice debido a enlaces rotos, páginas trasladadas o canonicalización de URLs erróneas. Realizar el proceso de reclamación de enlaces tiene el beneficio agregado de ayudarte a encontrar páginas defectuosas, problemas de contenido duplicado y problemas con tu enlazado interno y navegación del sitio.

Los enlaces reclamados también son "frutas bajas" en el mundo de la construcción de enlaces. Quienes tienen sitios web no quieren enlaces rotos en sus sitios (estos enlaces son malos para su propio SEO y usabilidad), por lo cual arreglarlos o reemplazarlos es de su mayor interés. Tus enlaces internos son los más fáciles, dado que están bajo tu control directo, o de alguien de tu equipo. Arreglar tus enlaces internos es vitalmente importante para asegurar que tus páginas con un montón de enlaces están distribuyendo ese link juice a tus otras páginas.

Si has estado trabajando en SEO por un buen tiempo probablemente hayas comenzado alguna campaña de construcción de enlaces. En un esfuerzo de construir un perfil de backlinks, muchos SEOs se enfocan puramente en obtener nuevos enlaces entrantes. Sin embargo, existe una forma efectiva de obtener algunas victorias rápidas y obtener todo ese link juice; esto es, a través de la reclamación de enlaces.

La reclamación de enlaces es una gran oportunidad. No solo te aventajas de los enlaces que ya existen o que están bajo tu control, sino que también puede ayudar a quitar presión a los esfuerzos de construir nuevos enlaces, lo cual puede ser muy difícil.

Enlaces internos con fugas

Al reclamar enlaces, comienza con tu propio enlazado interno. Tienes control sobre estos enlaces, lo cual los hace fácil de gestionar. Usa un rastreador web como Screaming Frog o DeepCrawl para identificar si tienes enlaces internos rotos.

Si bien es posible arreglar enlaces internos rotos mediante redirecciones 301, no es necesariamente la mejor manera. Lo mejor es arreglar esa página para asegurarte de que estás conservando el link juice.

Nota: probablemente hayas oído que también deberías reclamar enlaces que devuelven al usuario redirecciones 302, porque no pasan link juice. Esto ya no es así: Google tratará una redirección 302 como un 301 al pasar link juice.

Backlinks con fugas

Enlaces rotos

Encontrar y arreglar backlinks rotos es un poco más complicado que arreglar los internos. La razón principal es que no tienes control sobre ellos. También debes tener algo de conocimiento avanzado en funciones de Excel, dependiendo de cuántas páginas y enlaces tengas.

Usa una herramienta como Majestic o Ahrefs para encontrar sitios que enlazan a cualquier página que hayas trasladado o eliminado. Exporta tus backlinks a un archivo excel y ordénalos por importancia - el nombre de esta métrica depende de la herramienta que estés usando. Copia la lista de URLs hacia otro archivo Excel y guárdala.

Encuentra enlaces rotos rastreando las URLs de tu sitio que fueron enlazadas por los otros sitios mediante el modo lista de Screaming Frog. Filtra los resultados por Client Error (4xx). ¿No hay URLs? Felicitaciones, ya has terminado. De lo contrario, tienes trabajo por hacer.

Exporta tu lista de enlaces con errores 404 hacia Excel y pega las URLs y códigos de estado en tu lista de backlinks provista por tu herramienta de backlinks (también podrías pegarlas en una nueva hoja - dependiendo de tus preferencias).

Usa la función VLOOKUP para unir las URLs con el código de estado. Ahora, puedes filtrar u ordenar tu lista por código de estado y podrás encontrar todos tus backlinks rotos. Puedes agregar un par de columnas para fecha de envío de email o fecha de arreglo de enlace para poder monitorear tu progreso.

Ahora que tienes una lista de tus backlinks rotos, el proceso de reclamación de enlaces en esta etapa es idealmente tan simple como contactarte con el sitio que está enlazando al tuyo brindándoles el enlace actualizado. Al hacer esto, señala que actualizar un enlace roto mejora la experiencia de usuario en el sitio y su propio SEO, lo cual es una situación donde todos ganan. Deberías ver una tasa de conversión alta para estos mensajes.

Problemas de canonicalización

La canonicalización y el contenido duplicado es otra de las formas en que los sitios y las páginas pierden link juice sin realmente saberlo. Las causas más comunes de errores de canonical son:

  • No implementar una resolución www

  • Mayúsculas (www.paginaejemplo.com vs. www.PaginaEjemplo.com)

  • Barras al final

  • Páginas disponibles como HTTP y HTTPS

Si no resuelves estos problemas de URL, verás tu link juice entrante disuelto entre todas las diferentes variables. Para encontrar instancias en las que esto podría estar sucediendo, usa Screaming Frog o Google Search Console para encontrar etiquetas de título y meta descripciones duplicadas. Chequea si existen variables de la misma URL.

Arreglar este problema debería ser tan fácil como implementar redirecciones 301 para las variables de tus URL no canónicas. Por ejemplo, guiar a los usuarios a URLs con todas las letras en minúsculas, o URLs que incluyan barras al final. Como mencionamos antes, los 301 pasarán casi todo el valor del enlace, consolidando la distribución en una sola URL.

Desafortunadamente, las redirecciones 301 no son siempre una posibilidad dadas limitaciones presentes en algunos CMS o la falta de acceso a recursos de desarrollo. Cuando este sea el caso, usa la etiqueta "rel=canonical". Este fragmento de HTML le dice a los rastreadores que la página señalada es una copia de tu URL principal canónica. Esta etiqueta tiene el beneficio de pasar propiedades de indexado, como link juice, así como confiabilidad hacia tu página canónica.

Pon una etiqueta canónica en la sección <head>de cada página con una variación de tu URL canónica. Si decides que tu URL canónica usa https, es toda en minúsculas y tiene una barra final, tu etiqueta rel="canonical" debería verse así:

<link rel="canonical” href=”https://www.ejemplo.com/”>

Guía a Google y a Bing hacia tus URL canónicas al seleccionar una URL preferida en Google Search Console. Esto te da la opción de decidir si quieres que Google vea tu sitio con o sin www. al principio. Esta función también le dice al Googlebot cómo seguir los enlaces que encuentra al rastrear la web. Si alguien enlaza a tu sitio como ejemplo.com, Google lo tratará como un enlace a www.ejemplo.com y actuará de acuerdo a ello. También tomarán esta preferencia de dominio al mostrar tu URL en los resultados de búsqueda. Sin embargo, los usuarios humanos aún podrán acceder a tu URL no preferida, por lo cual será bueno configurar una redirección 301 para guiar a tus usuarios y otros rastreadores web a tu dominio preferido.

Menciones no enlazadas

Incluso tras arreglar tus enlaces internos y externos rotos no has aprovechado todas las oportunidades. Hay una buena chance de que en algún lugar alguien haya mencionado tu sitio, marca o compañía y, por alguna razón, no ha enlazado a tu sitio. Esto no es técnicamente reclamar un enlace perdido porque estarías buscando enlaces que no existen aún, pero de todas maneras es un proceso más fácil que una estrategia de construcción de enlaces desde cero.

Lo primero que puedes hacer es monitorear tu marca usando Google Alerts. Usa tu compañía, producto y/o nombres de marca como palabras clave en tus Google Alerts para enterarte cuando alguien está hablando sobre ti en la web. No solo encontrarás oportunidades cuando alguien no haya enlazado a tu sitio, también podrás chequear nuevos enlaces y arreglar cualquier otro que esté usando enlaces rotos o desactualizados. Asegúrate de que hayas configurado alertas usando palabras clave específicas - si lanzas una red demasiado amplia terminarás llenando tu bandeja de entrada con notificaciones inútiles. Convencer a webmasters de enlazar a tu sitio no debería ser difícil dado que es bueno para sus usuarios (y por ende para ellos) - ¡todos ganan!

También puedes rastrear menciones para aspectos sin marca pero propios de tu sitio, como contenido que hayas creado, logos o slogans. Puedes usar Google Alerts para saber cuándo alguien usa tu contenido de texto.

Usa Google Imágenes para hacer una búsqueda inversa para saber si alguien ha usado tus gráficos o fotos sin atribuir crédito. Esta función es rápida y fácil de usar, pero sorprendentemente no muchos saben de ella. En la página de Google Imágenes, haz clic en el ícono de la cámara en la barra de búsqueda. Puedes buscar por la URL de tu imagen o subiendo tu imagen desde tu computadora para encontrar páginas que puedan estarla usando.

Búsqueda inversa de google imágenes

A menos que estén activamente tratando de robar tu contenido, la mayoría de las personas agregarán un enlace para acreditar la imagen cuando se les pide.

En conclusión

La construcción de enlaces es una de las partes más importantes del SEO fuera de página. Es también una de las cosas más difíciles al tratar de construir nuevos enlaces. Esta es la razón por la cual es tan importante asegurarse de que siempre estás sacándole el mayor provecho a los enlaces que ya has obtenido. Antes de comenzar cualquier campaña de enlaces, comienza un proceso de reclamación de enlaces para obtener link juice fácil.

Guías recientes